ENTENDER EGIPTO - PARTE I


1.- NACIMIENTO Y DESARROLLO DE LA EGIPTOLOGÍA

En realidad, la Egiptomanía nace en el Imperio Nuevo, donde les parecía muy interesante y misterioso el estudio del Imperio Antiguo.

Fue THUTMES IV (TUTMOSIS IV) el primero que se dedicó a limpiar y reconstruir la gran EFIGIE. Dice la historia que la Efigie le apareció y le dijo que si la reconstruía llegaría a ser Faraón de Egipto.

Pero, sin duda, el que se considera el primer egiptólogo de la historia, no es otro que RAMSES II (JAEMUASET o KHAEMUASET) en la Dinastía XIX. Fue este Faraón el que se dedicó, entre otros, a reconstruir las pirámides.

Después del faraón, hay un vacío en la Egiptología y no es hasta la Dinastía XXV, ya bajo denominación de los macedonios, cuando HERODOTO se dedica a estudiar Egipto. Es HERODOTO quien nos da la primera información de construcción de las pirámides, de los métodos de momificación, de la vida de KEOPS (a quien tilda de tirano, y así ha quedado para la prosperidad)… En la actualidad se valora la información aportada por HERODOTO como muy parcial, y con algunos errores, aún así, fue la fuente del momento.

Pero el historiador por excelencia de Egipto es MANETÓN, a quien PTOLOMEO III, que era macedonio y, por tanto, no sabía nada de Egipto, pidió hacer un libro sobre el país. Hablamos del Siglo III antes de Cristo (ac). Dicho libro se perdió y sólo se conservan algunas partes del mismo. A él le debemos la división de los reinados en Dinastías.

Posteriormente, PLUTARCO fue el historiador de referencia, a quien le debemos el mito de ISIS y OSIRIS, evidentemente adaptado a la griega.

Después de los griegos y macedonios se llega a los romanos, quienes acogen, sobretodo, a ISIS como mito y los OBELISCOS (de hecho hay más obeliscos en Roma que en Egipto). Durante la época romana, el país se convirtió en destino turístico, llegando los turistas hasta el Valle de los Reyes.

Con el Cristianismo llega definitivamente el declive de la Egiptología. Cualquier culto monoteísta lleva implícito cierta destrucción de los mitos anteriores, así que con el Cristianismo se cerraron templos, se destruyeron, etcétera.

Algunos Obispos fueron muy agresivos con la tradición egipcia y otros intentaron integrar la historia del país al Cristianismo, como COSME DE JERUSALÉN, quien, por ejemplo, consideró que las pirámides habían sido los graneros de José.

Posteriormente, en el siglo VII, llegó el ISLAM. La explicación que dio el Islamismo de la tradición egipcia, no fue tanto como religión, sino como historia. El Islamismo criticó con dureza la soberbia del Imperio Egipcio, al creerse el centro del mundo, incluso llegó a afirmar que, su soberbia condujo al Imperio a su fin.

Así del Siglo VII al XVI encontramos que la tradición Egipcia se explica con cierto misticismo, como una tradición esotérica y misteriosa. De hecho, la palabra ALQUIMIA, proviene de AL-KEMET (KEMET era el término clásico que se utilizaba para designar a Egipto).

Después de este periodo, en el Siglo XVII, se inicia una etapa de estudio del país. Se hicieron progresos importantes como la aproximación de GREAVES a la altura geométrica de las pirámides. Es él quien contradice la idea de COSME DE JERUSALÉN y afirma que las pirámides no fueron los graneros de José, sino los monumentos funerarios a los faraones egipcios.

Egipto cobra importancia, aunque no siempre con objetivos de análisis y recuperación de la historia: en el siglo XVIII y XIX, los británicos expoliaron kilos y kilos de momias para utilizar como carbón para sus trenes, así como para reducirlas a polvo y venderlo como “polvo curativo”.

Poco a poco se inicia la política de conservación de los restos egipcios. Es la época de los CÓNSULES, y ellos mismos, como el de Francia, hacen llamamientos públicos a la conservación de dichos restos.

De repente irrumpe en la historia NAPOLEÓN, quien dispara el interés por Egipto. El emperador francés llegó para conquistar Egipto (es suya la frase: “Siglos y siglos os contemplan” desde las pirámides de Gizah, tras la Batalla de las pirámides). Sin embargo, su interés por el país es notable: le acompañan científicos e investigadores, quienes redactaron la DESCRIPTION DE L’EGYPTE, diez tomos donde se describen aspectos del país como: la botánica, arqueología, sociedad de la época, etcétera. Sin embargo, los franceses tuvieron que abandonar Egipto, y en el TRATADO DE ALEJANDRÍA (1801) fueron obligados a devolver los restos arquitectónicos que habían acumulado, entre ellos la PIEDRA ROSETA.

Hasta el descubrimiento de la PIEDRA ROSETTA, no se pueden traducir muchos de los textos históricos. Gracias a esta piedra, escrita en tres lenguas, CHAMPOLLION y ROSSELLINI consiguen traducir por fin los JEROGLÍFICOS. Con ellos nace la EGIPTOLOGÍA MODERNA, y años después, el prusiano ALEXIUS, ayuda a los dos egiptólogos anteriores, a tener un dibujo completo de la arqueología egipcia.

Seguimos en la etapa de los Cónsules. El país se llena de cónsules británicos, franceses, holandeses o alemanes. El interés que despierta Egipto es creciente. Alrededor del mundo se crean museos que acaparan restos egipcios, como el Bristish Museum. Los arqueólogos compiten entre ellos por ver quien consigue la mejor pieza, como HENRY SALT o BELZONI (quien trabajó, a su vez, para SALT). El italiano hizo grandes descubrimientos como: el pequeño RAMSES (British Museum), la TUMBA DE SETI I en el Valle de los Reyes (que no se puede visitar y aparentemente, nunca se podrá visitar, pese a que dicen que es la tumba más bonita y mejor conservada de cuantas existen), la entrada a la pirámide de KEFRÉN y el espectacular descubrimiento de ABU SIMBEL (que tuvo que desenterrar del desierto).

En 1837, dos arqueólogos ingleses, dedican su esfuerzo a estudiar la pirámide de KEOPS, la más emblemática de todas, violada durante años. Los arqueólogos estudian las CÁMARAS DE DESCARGA, por encima de la tumba donde se sitúa el SARCÓFAGO del faraón. En dichas cámaras descubren la firma que identifica la pirámide como la tumba de KEOPS, que hasta ese momento no se había confirmado, sólo se conocía por las fuentes clásicas.

Llegamos a la segunda mitad del Siglo XIX con FERDINAND DE LESSEPS, quien construye el CANAL DE SUEZ. LESSEPS propuso al Virrey de Egipto, crear un SERVICIO DE CONSERVACIÓN DE LA ARQUITECTURA EGIPCIA, ante la increíble expoliación que el país llevaba décadas sufriendo. El director de este Servicio de Conservación fue su amigo MARIETTE, quien en 1857 redactó una serie de leyes para no dejar impunes a quienes realizaran excavaciones ilegales. MARIETTE también inició la creación del MUSEO EGIPCIO, que fue acabado por su sucesor MASFUREAU. MARIETTE consideraba que en las pirámides nunca se encontrarían jeroglíficos, sin embargo, justo tras su muerte, MASFUREAU lo contradijo y encontró las primeras inscripciones en pirámides.

Su sucesor también descubrió el escondite donde se hallaban la mayoría de las momias de faraones que en la actualidad se conservan. Lo descubrió tras ver el mercado negro que se había creado de venta de estos restos saqueados.

La metodología de la arqueología egipcia no se crea hasta SIR MATTHEW FINDERSPETTI, por tanto, podemos considerar que hasta aquel momento, en Egipto hubieron excavadores, pero no arqueólogos. Él es el primero que se interesa por las piezas y las cataloga ordenándolas cronológicamente. Finderspetti incitó a que se descubrieran todos los restos egipcios, por tanto, empujó a que los arqueólogos excavaran todo el territorio.

Llegamos a HOWARD CARTER, quien excavó con sumo cuidado la tumba de TUTANKAMON. CARTER descubre la MÁSCARA DE TUTANKAMON y la vende al METROPOLITAN de Nueva York. Sin embargo, con su descubrimiento cambia la legislación egipcia y no permite que ninguna pieza salga del país, con lo que se paraliza el expolio de la pieza.

Ya entrado en el Siglo XX, durante los años 20-30, la mayoría de los países tienen sus estudiosos en Egiptología. Durante esos años, el estudio se enfoca a la conservación y preservación de los restos arqueológicos existentes, no tanto a los nuevos hallazgos. El caso más ejemplar de esta conservación sucede con la construcción de la PRESA DE ASUÁN, con el traslado de obras arquitectónicas como ABU SIMBEL, o el TEMPLO DE DEBOD. El Gobierno Egipcio regaló tres templos como agradecimiento a las ayudas recibidas por los distintos países. Uno de ellos es el TEMPLO DE DEBOD (Madrid), actualmente con un elevado riesgo de degradación por la humedad a la que está sometido, así como a los desperfectos provocados (como graffitis).

La novedad en los años 90 es la arqueología submarina alrededor de ALEJANDRÍA. De hecho, el director del MUSEO EGIPCIO del Cairo, HAUASS, asegura haber encontrado la tumba de la legendaria CLEOPATRA, pero todavía no la ha enseñado.

Entre los últimos hallazgos de los que se tienen constancia, está la KV63 (KING VALLEY 63), una nueva tumba real, todavía por confirmar. Asimismo, recientemente se pudo demostrar que una de las momias descubiertas por CARTER en 1906-1907, corresponde a la faraona HAPSEPTUT y su niñera.

Otro de los hitos importantes en la conservación de los restos arqueológicos egipcios, es la construcción del nuevo museo del Cairo en GIZAH, donde en el año 2007 se trasladó la estatua de RAMSES II, que hasta ahora había permanecido expuesta en una de las estaciones de ferrocarriles del Cairo.

Otro importante descubrimiento ha sido perpetrado por un equipo hispano-alemán, el PROYECTO DJEUTY, dedicado a restaurar y excavar. Su hallazgo se trata de un SARCÓFAGO de un guerrero del Imperio Medio. El Proyecto Djeuty tiene permiso para excavar durante un par de años más (2009-2010). Sus excavaciones se localizan en el Norte de Egipto, que es la zona que actualmente se permite excavar, ya que de MENFIS para abajo, está prohibido excavar, sólo se permiten trabajos de restauración.

El cambio de mentalidad en Egipto ha sido muy importante. Ahora los equipos están formados por topógrafos, historiadores, arqueólogos, biólogos, etcétera. Asimismo, está prohibida la exportación de hallazgos, ya que es PATRIMONIO del pueblo egipcio.


2.- HISTORIA Y GEOGRAFÍA




EGIPTO se distribuye en provincias que se llaman NOMOS. El BAJO EGIPTO con 20 NOMOS y el ALTO EGIPTO con 22.

El NILO es un río de 6.700 km, que va de Sur a Norte, al revés que los ríos que estamos acostumbrados en Occidente.

El río trasladaba la tierra con mucho material orgánico y le daba una fertilidad espectacular a la zona. Esta situación cambió con el CANAL DE SUEZ, dado que la zona de desembocadura de todas estas tierras arrastradas por el río, el DELTA DEL NILO, desapareció.

El curso del NILO también da nombre a la zona: su nacimiento es en el ALTO EGIPTO y la desembocadura es en el BAJO EGIPTO.


De hecho, el nombre antiguo de Egipto es:

 
KEMET
(La Tierra Negra)

Haciendo referencia a la tierra fértil arrastrada por el Nilo. Sin embargo, la tierra árida, se conoce como:

 

DESHERET
(La Tierra Roja)

Las crecidas del río también marcan el calendario egipcio. Cuando se dan esas crecidas, estamos en el inicio del año. El año tiene 365 días.

 

AKHET:
La inundación de las tierras (4 meses)

 

PERET:
La retirada del río y el inicio del cultivo
(4 meses)

 

SHEMU:
Recogida del cultivo y preparación para la próxima crecida del río (4 meses)


En cuanto a las fuentes que tenemos para conocer la historia de Egipto, suelen estar fragmentadas o ser mínimas (una de ellas podría ser el PAPIRO DE TURÍN). Por ello es difícil centrar o determinar la cronología con exactitud.

Se considera que hacia 250.000 a.c., ya empieza a haber población en la zona egipcia. Con el paso de los años, esta población se va acercando al Nilo, dada la desertización de la zona.

Llegamos al NEOLÍTICO, en torno al 10.000 a.c. Poco a poco se va trabajando el sílex, se tienen algunos objetos de esta época.

Nos acercamos al 6.000-4.000, donde se va viendo una organización del trabajo, de la producción y de la sociedad. En este momento se ven objetos cerámicos en los que se detallan animales, pero más importante, organizaciones jerárquicas, donde aparecen los faraones en tamaño mayor al del resto; o quizás son guerreros importantes.

También en algunas cerámicas se ven ESTANDARTES de lo que se consideran las provincias o NOMOS.

Esta etapa donde se inicia la fabricación de la cerámica roja y los objetos en hueso y arcilla, es la que conocemos como etapa PREDINÁSTICA (del 4.000 al 3.200).

Llegamos a la DINASTÍA CERO o PERÍODO PROTODINÁSTICO, donde parece que hubo una guerra entre el NORTE (conocido como BUTO) y el SUR (conocido como HIERKÓMPOLIS). Parece que ganó el Sur y se unificó todo Egipto. Esta época está entre el año 3.200 y 3.065.

De este PERÍODO PROTODINÁSTICO conocemos a varios faraones como fueron: el REY ESCORPIÓN, KA o NARMER, quien se considera que unificó Egipto.

La descripción de esta guerra y posterior unificación, se conoce por la PALETA DE NARMER, donde aparece un FARAÓN (presuntamente de HIERKÓMPOLIS y probablemente NARMER, porque está escrito en la parte superior y sometiendo a un guerrero del NORTE o BUTO).

A partir de ese momento empieza la historia de Egipto unificado. Era el PERÍODO TEMPRANO (PRIMERA y SEGUNDA DINASTÍA o PERÍODO TINITA) del año 2.920 al 2.649. Pese a que los ganadores vienen del Sur, establecen la capital en MEMFIS, en el Norte. Tenemos conocimiento de esta época por las TUMBAS DE ABYDOS y SAQQARA.

El primer FARAÓN es NARMER, de la Dinastía Primera, que con Egipto unificado pasa a llamarse MENES. En esta época, los faraones se dedican a receptar impuestos y garantizan las semillas.

En estas primeras Dinastías, los monumentos funerarios se llaman MASTABAS, y suelen ser de 10 X 6 metros, por tanto, muy grandes.



Es curioso porque los faraones de la primera y segunda Dinastía están enterrados en las TUMBAS REALES DE ABYDOS y SAQQARA. Las tumbas de ABYDOS y SAQQARA son muy similares. No se conoce cuál de los dos cementerios reales es el principal. Parece que la lógica es pensar que es el de SAQQARA porque está cerca de la capital: MEMFIS.


Las tumbas son así:


 

 
Mapa de la tumba y templo de Shepseskaf (Sur de Saqqara)
Corte transversal del complejo funerario de Shepseskaf (Sur de Saqqara)


En las tumbas secundarias se han encontrado cuerpos y no se sabe si eran tributos al faraón o era su equipo de escribas, administradores, etc.

En esa época, si no llovía y por tanto, la gente moría de hambre, se consideraba que era culpa del FARAÓN y lo mataban. Así crearon la celebración del HEB SED, donde el faraón fingía que moría, durante un ritual en el que se vestía al faraón como un muerto y se fingía que renacía; por ello, el faraón ya no era el culpable de la hambruna.

Parece ser que en el final de la SEGUNDA DINASTÍA, el FARAÓN JASEJEMUY (sobre el año 2.600 a.C.) se encuentra con un nuevo conflicto entre el NORTE y el SUR (seguidores de SETH y seguidores de HORUS), donde vence JASEJEMUY y se inicia la SEGUNDA UNIFICACIÓN DE EGIPTO.

Se inicia, por tanto, la III DINASTÍA, y con ello lo que llamamos IMPERIO ANTIGUO (2.649-2.134 a.C.).


IMPERIO ANTIGUO (2.649 – 2.134 ac) – Dinastía III a Dinastía VIII

Es una etapa de tranquilidad y donde se inicia la organización funcionarial, donde el máximo administrador es el VISIR, mano derecha del faraón.

Hay un crecimiento muy importante en esta época a nivel social y artístico. Se inicia el culto al sol, pese a que se considere que el faraón es una parte del PRIMER FARAÓN, el DIOS HORUS.

En la DINASTÍA III, se construye la primera pirámide en el desierto de SAQQARA, célebre por su forma escalonada.





Es la primera construcción en PIEDRA, ya que hasta ese momento se construía en BARRO. Se cree que se construyó como una MASTABA y se fue haciendo una encima de la obra. Este recinto funerario se realizó para el FARAÓN DYOSER por parte del jefe de obra del faraón, llamado IMHOTEP.

Llegamos entonces a la IV DINASTÍA donde se construyen las grandes PIRÁMIDES DE GIZAH. En esta época, los egipcios viajan y navegan al LÍBANO para buscar CEDROS (ya que la madera egipcia es muy mala).

Uno de los hijos políticos del último faraón de la III DINASTÍA (HUNI), llamado ESNOFRU, como mínimo construyó tres pirámides, entre las que destacan la Pirámide Encorvada y la Pirámide Roja.


 


 

PIRÁMIDE ENCORVADA DE ESNOFRU

Esta primera pirámide tenía una inclinación al principio que si hubiera continuado,
tendría más altura que la de Keops, pero tuvieron que cambiarla


PIRÁMIDE ROJA DE ESNOFRU

Es la primera pirámide regular. Por su técnica constructiva es similar a las de Gizah


A partir de ahora, las pirámides serán:





El hijo de ESNOFRU es KEOPS. Las fuentes clásicas de HERODOTO nos dicen que fue un FARAÓN tirano, pero aparte de las fuentes clásicas no conocemos nada.

El hijo de KEOPS es DIDUFRI y lo más conocido es que impuso el título de HIJO DE RA al FARAÓN, lo que demuestra el culto solar de HELIÓPOLIS.

El hijo de DIDUFRI es KEFRÉN, y el hijo de KEFRÉN, MICERINOS. A estos dos últimos, junto a KEOPS, se les atribuye la construcción de las tres pirámides de GIZAH.


 
 


Se desconoce si la ESFINGE de
GIZAH la hizo KEOPS o KEFRÉN



Su sucesor, SHEPSESKAF deja de hacer pirámides y hace en SAQQARA una MASTABA. Sin duda, se considera que el FARAÓN marca el inicio de la crisis del culto a RA o el conflicto con los SACERDOTES DE RA.


ICONOGRAFÍA FARAÓNICA



 

Esta es la corona del faraón del Alto y del Bajo Egipto. A veces aparece con una de ellas y otras con las dos. De hecho, en el Bajo Egipto, a veces aparece con la corona del Alto Egipto y al revés, para demostrar el poder sobre los dos Imperios.


Se inicia la V DINASTÍA, donde la crisis de los faraones ha empezado. Los SACERDOTES de la HELIÓPOLIS ganan poder y se cree que los tres primeros faraones son hijos de SACERDOTES.

Además, en esta época, el funcionariado empieza a revelarse. Se demuestra que el funcionario gana poder (y el faraón pierde), porque dejan de enterrarse con el faraón para enterrarse en sus ciudades.

También vemos cómo los faraones escriben sus ritos en sus templos, como para recordar que a su muerte quieren que se reciten estos cánticos.

Otra forma que demuestra la pérdida de poder real es que se permite que las hijas de los faraones se casen con los VISIRES.

De esta época es típica la CONSTRUCCIÓN de los TEMPLOS SOLARES. Cada sacerdote se hace un TEMPLO SOLAR (se conservan dos templos).





Llegamos a la VI DINASTÍA (2.323 a 2.150). Parece que se descentraliza Egipto y además, se dan épocas de climatología muy negativa.

De esta época conocemos, entre otros, al último faraón de la VI DINASTÍA que es PEPI II. Se acentúan los problemas internos y los motines de la Zona Sur de ANUBIS.

Llegamos a la CRISIS ABSOLUTA de la DINASTÍA VII y VIII, donde la historia dice que hubieron 70 faraones en 70 días (PERÍODO INTERMEDIO). Por tanto, llega de nuevo la división de Egipto.





En esta época surgen varias familias: en el NORTE están los SETI, que es una familia que intentaba conservar la tradición MEMFITA (de Memfis). En el Egipto Medio había muchas familias y en el SUR estaba la familia ANTEF, que fueron unificando todo Egipto (históricamente siempre el SUR, los TEBANOS, acaban unificando todo Egipto).


IMPERIO MEDIO (2.040 – 1.640 a.c.) – Dinastía XI a Dinastía XIV

Se considera a MENTUHOTEP (a veces aparece como M. II), el unificador por tercera vez de Egipto. Durante el reinado de MENTUHOTEP se inicia una etapa dorada de pacificación, aunque el faraón fue especialmente violento con el NORTE. Este faraón también inicia una etapa de expansión hacia NUBIA (SUR) y PALESTINA (ESTE).

Al final de la Dinastía XI, llegamos a un período de cambio. Uno de los principales cambios es que en esta época, el faraón no tendrá el aire de DIVINIDAD del Imperio Antiguo.

La capital pasa a ser TEBAS (la actual LUXOR). Con el cambio de capital, también se cambia de DIOS, del pasado DIOS SOLAR: RA, al Dios de la Guerra: MENTU (o MONTU) y poco a poco se va introduciendo el nombre de AMÓN.

En su época se construye el TEMPLO DE MENTUHOTEP, formado de terrazas.





El TEMPLO DE MENTUHOTEP está al lado del templo de HAPSEPSUT, que también presenta terrazas, pero sin duda, copiado de éste, que fue el primero.

Se cree que originalmente había una pirámide, como gesto al NORTE, pero es dudoso ya que las relaciones no eran buenas.

En la Dinastía XII aparece AMENEMES o AMENEMHAT, quien crea una nueva capital que no es la antigua (MEMFIS) ni la moderna (TEBAS), sino una nueva que es ITI-TAUY, una capital que todavía se desconoce su localización exacta.

Este faraón es el creador de la CORREGENCIA, para asegurar la sucesión. Él murió asesinado tras un complot, se considera que de su harén, y heredó el trono su hijo.

Otra característica de su reinado fue la expansión al Sur, hacia NUBIA. A medida que avanzaba, se creaban grandes fortalezas que actualmente están bajo el lago NÁSSER.

En esta época hay mucha literatura para reconstruir la historia.

El sucesor es su hijo SESOSTRIS I, quien continúa con la labor de expansión de su padre. En su época hay poca arquitectura, pero una de las más bellas es la CAPILLA BLANCA en KARNAK, una de las mejores conservadas.

En este momento se hacen PIRÁMIDES con fango como templos funerarios, pero al ser de este material, su conservación ha sido muy mala.

Sus descendientes continúan conquistando el Sur, realizando negocios o comerciando con el SINAÍ, y los faraones ya son más cercanos a la gente, incluso en sus representaciones ya no son perfectos como en el IMPERIO ANTIGUO, sino que se nota el paso del tiempo, como demuestran las esculturas. De este Imperio Medio se conservan grandes piezas de JOYERÍA magníficas (así como las obras literarias).

Durante esta Dinastía, en la que el poder estaba unificado, se empiezan a notar cambios. Empiezan a haber críticas a la administración, cambios en las LEVAS militares (no había EJÉRCITO UNIFICADO pero sí LEVAS, como si fueran milicias). Por tanto, se inicia lentamente una época de crisis pero sin motivo o causa evidente.

En esta época se produce la entrada de gente extranjera que proviene de Asia en el país. Esta gente, durante el reinado de AMENEMES IV o SEBEKNEFRURE (femenino), empieza a instalarse y cuando detectan un DEBILITAMIENTO DEL PODER, se hacen con el NORTE de EGIPTO. Estos son los HICSOS, y se desconoce su procedencia exacta.

Esto lleva al SEGUNDO PERÍODO INTERMEDIO. La literatura dice que estos HICSOS o REYES PASTORES entraron violentamente en EGIPTO (HERODOTO por ejemplo), aunque la verdad es que la entrada fue pacífica, aunque su armamento era muy superior al egipcio.

Por tanto, el NORTE está conquistado por los HICSOS, el CENTRO está sumido en el CAOS, en la ZONA TEBANA siguen las Dinastías faraónicas hasta la XVII, y en el SUR, en la zona NUBIA, está el REINO KERMA.





Parece que los HICSOS no conquistaron todo Egipto, sino que hicieron una serie de pactos con el resto de las zonas. Estos fijan como capital a AVARIS y como Dios a SETH (quien tenía mala fama en EGIPTO por ser quien corta en piezas a OSIRIS, el bueno de la historia).

Poco a poco, en la ZONA TEBANA, los faraones van desapareciendo y surgen una serie de GUERREROS TEBANOS. Estos guerreros empiezan a unificar TEBAS tutelados por SEQUENENRE. Empiezan a conquistar la zona del medio que estaba sumida en el CAOS y gobernada por cientos de familias NOBLES. SEQUENENRE también consigue controlar el REINO KERMA de NUBIA, pero muere en la guerra en la zona media en una de las batallas con los nobles.

Sus hijos KAMOSE y AHMOSE continúan con su conquista. Conocemos de esa época la ESTELA DE KAMOSE (en el Museo de Luxor) donde se explica la reunificación de EGIPTO. KAMOSE muere y su hermano consigue dar estabilidad al país y entrar en el IMPERIO NUEVO.


IMPERIO NUEVO (1.550 – 1.070 a.c.) – Dinastía XVIII a Dinastía XX

Estamos en la DINASTÍA XVIII, donde la capital vuelve a ser TEBAS. Han conseguido expulsar a los HICSOS de EGIPTO.

Estos faraones dan un gran papel a las mujeres, no como en períodos anteriores.

El Dios nacional será AMÓN, con una imagen de hombre.




Corona de AMÓN


En el Imperio Nuevo distinguimos 4 bloques:

a) DINASTÍA XVIII. Primera parte
b) DINASTÍA XVIII. Segunda parte → con el cambio religioso a ATÓN
c) DINASTÍA XIX. Empezamos por RAMSÉS II
d) DINASTÍA XX

Del reinado del hijo de AHMOSE, AMENOFIS, destacamos que deja de enterrarse en pirámides para volver a ser enterrados en zonas abiertas como en DEIR EL MEDINA.

Su sucesor fue TUTMOSIS I, y llegó al ÉUFRATES, donde inmortalizó su viaje (que no conquista) con una estela, y llegó también a la CUARTA CATARATA de NUBIA, donde también dejó una estela.

TUTMOSIS tuvo dos hijos, a TUTMOSIS II y a HATSHEPSUT. TUTMOSIS II murió joven y dejó a su hijo como faraón, TUTMOSIS III (fruto de la relación de TUTMOSIS II con una concubina –la esposa real era su hermana HATSHEPSUT), dado que las mujeres no podían ser FARAONAS, pero era muy pequeño.

HATSHEPSUT, aprovechándose de tener de su lado a los SACERDOTES de AMÓN y al EJÉRCITO, se designa como faraona, y los sacerdotes crean la historia donde se explica que la reina fue la reencarnación de su padre. La faraona construyó su Templo funeral en DEIR EL BAHARI. Faraones posteriores, muy puristas, quisieron acabar con su recuerdo por ser mujer, como RAMSÉS II.

A la muerte de la faraona, le sucedió TUTMOSIS III. Su reinado fue exitoso, sobre todo en el aspecto militar. Tuvo 17 batallas, todas ellas victoriosas. Su territorio ahora sí pasa a ser: desde el ÉUFRATES a la cuarta CATARATA. Todo este territorio conquistado está dividido en PROVINCIAS.

De todas sus batallas se tiene constancia por la información que hay en el JARDÍN BOTÁNICO de KARNAK.

TUTMOSIS III, para pacificar la zona, aceptaba a los hijos de los reyes enemigos vecinos y los educaba en la corte.

Su hijo AMHOTEP II (o AMENOFIS II) trató de mantener estas guerras con los países vecinos, aunque en tiempos de su sucesor TUTMOSIS IV, tuvieron que cambiar de estrategia y empezaron a utilizar los enlaces matrimoniales entre reinos enemigos para firmar alianzas.

Su sucesor es AMHOTEP III o AMENOFIS III. Se cree que es una etapa dorada y se empiezan a ver indicios de vuelta al rito del DIOS SOLAR ATÓN. Su hijo sí adaptará esta nueva religión. Él es el que inicia la construcción del TEMPLO DE LUXOR y los COLOSOS DE MEMNON.

Este faraón se supone que tuvo unas dolencias dentales muy fuertes y su hijo pasa a ser el CORREGENTE. Su hijo es AMENOFIS IV o AKHENATÓN, quien abraza el culto por ATÓN. Él prohíbe el culto a AMÓN (no al resto de divos, por tanto no es un Dios monoteísta). AKHENATÓN se considera como la figura o el representante de ATÓN en la tierra, por tanto, el faraón vuelve a estar DIVINIZADO.

Crea una nueva ciudad, la de AMARNA, donde traslada la capital del imperio. Su mujer, una gran defensora del culto a ATÓN, es la reina NEFERTITI.

En los dibujos de AKHENATÓN se ve una cierto naturalismo (aparece dando besos a sus hijos, cuando parece que un faraón no podía mostrar sentimientos).

Otra cuestión interesante es que parece que tenía MERCENARIOS como ejército oculto. Durante su reinado, se olvida del NORTE y sus sucesores lo pagarán.

El sucesor directo es ESMENJKARE, y no se sabe exactamente quién es; no se sabe si fue NEFERTITI masculinizada, o un hermano de AKHENATÓN.

Después de este faraón, coge el imperio otro hijo de AKHENATÓN, TUTANKHAMÓN, un niño que devuelve la capital a TEBAS y el rito a AMÓN. Su sucesor es su hijo AY que es eliminado por HOREMHEB, un militar que da un GOLPE DE ESTADO y restituye definitivamente el CLASICISMO de EGIPTO. Este militar no tiene hijos así que le sucede un hombre de confianza, RAMSÉS I.

Empieza la DINASTÍA XIX (1.307 a.c.), con RAMSÉS I y su hijo SETI I, quienes empiezan a tener guerras en el SINAÍ con los HITITAS. Una de las guerras más importantes es la de KADESH.

Su sucesor es RAMSÉS II, quien fue un gran constructor pero no fue el guerrero que fue su padre. Este faraón se ha conservado como el GRAN FARAÓN; sin embargo, la historia nos dice que no fue un gran faraón. En la segunda batalla de KADESH tuvo un gran enfrentamiento, pero el resultado fue incierto. Los HITITAS dicen que ganaron y RAMSÉS II también llegó a TEBAS como vencedor. La realidad es que se llegó a un PRIMER PACTO INTERNACIONAL sellado con el matrimonio de RAMSÉS II con una de las hijas de los HITITAS.

RAMSÉS II no tuvo tiempo de construir tantas obras o monumentos colosales, pero borraba los nombres de los faraones anteriores y ponía el suyo.

Se casó con muchas mujeres, entre ellas, la bella NEFERTARI. Sus hijos los fue distribuyendo por Egipto para gobernar.

Por tanto, ahora que sabemos que en realidad no fue el gran constructor que parece que es, debemos ser justos y reconocerle la construcción de ABU SIMBEL, con las figuras de cuatro colosos que son cuatro RAMSÉS II.

A partir de RAMSÉS II empieza el declive. En las etapas posteriores empiezan a haber movimientos de emigración, que son aprovechados por pueblos extranjeros como los LIBIOS o como los PUEBLOS DEL MAR. Por tanto, RAMSÉS II marcó el máximo punto de esplendor del Imperio.

MERNEPTAH, el decimotercer hijo de RAMSÉS II por orden de sucesión, frenó con éxito un ataque procedente de Libia a comienzos de su reinado. En una estela de su época aparece por vez primera el nombre de ISRAEL.

El resto de la DINASTÍA XIX es un período de confusión, caracterizado por las malas cosechas y las incursiones asiáticas. El último rey, SIPTAH, murió sin descendencia masculina, asumiendo la reina TAUSERT el papel de reina gobernante.

Llegamos a la DINASTÍA XX. Hasta la ascensión al trono de SETNAJT no se recuperó la estabilidad en el país. RAMSÉS III fue el monarca más destacado de la Dinastía, defendiendo a Egipto de los ataques libios y de los pueblos del mar. De todos modos, Egipto está sumergido en una grave crisis; había perdido su imperio asiático, las minas de oro de Nubia estaban agotadas, y la economía se vio asolada por las malas cosechas y crecidas insuficientes del Nilo.

El resto de los monarcas de la Dinastía, todos llamados RAMSÉS, aparecen como figuras fantasmagóricas. Hacia el final, el poder del monarca fue ensombrecido por el del SUMO SACERDOTE DE AMÓN. Llegamos con ello al TERCER PERÍODO INTERMEDIO (1.070 a.c.).

El territorio egipcio vuelve a dividirse en dos: ESMENDES sucesor de RAMSÉS XI, y el primer rey de la Dinastía XXI, y sus sucesores reinaron desde TANIS (DINASTÍA TANITA), en el ALTO EGIPTO. Por otro lado, los SUMOS SACERDOTES DE AMÓN DE TEBAS, comenzando por PINEDYEM I, dominaron desde ASUÁN hasta el BAJO EGIPTO.

Aprovechando una mengua en el poder de los SUMOS SACERDOTES DE AMÓN EN TEBAS, se inicia la DINASTÍA XXII, de origen libio, con el reinado de SESONQUIS I, consiguiendo una cierta unidad para el país. A partir del reinado de TACELOTIS II (860-835 a.c.) se produjo un nuevo enfrentamiento entre la monarquía reinante y TEBAS, con una nueva división de los centros de poder del país. Así, las DINASTÍAS XXII, XXIII y XXIV reinaron simultáneamente en diferentes partes de Egipto.

Esta situación de debilidad fue aprovechada por el REY ETÍOPE PIANJI (KUSHITAS) que llegó a establecer su dominio sobre la mayor parte del país, implantando una nueva Dinastía, de origen extranjero.


BAJA ÉPOCA (712-332 a.c.) – Dinastía XXV a Dinastía XXXI

SABACÓN, segundo monarca de la Dinastía XXV, consiguió el completo dominio del país faraónico. En este momento, la fusión de EGIPTO y KUSH dio como resultado la creación de un reino poderoso prácticamente sin rival, salvo la incipiente ASIRIA.

El intento de frenar las ansias expansionistas de ésta última, concluyó en un fracaso militar, hasta el punto que la ciudad de TEBAS fue saqueada (663 a.c.) y TANUTAMÓN, monarca egipcio, fue obligado a retirarse a NUBIA.

PSAMÉTICO I, hijo del Gobernador que los Asirios habían impuesto tras la conquista de EGIPTO y segundo monarca en el orden de sucesión de la DINASTÍA XXVI, aprovechando la debilidad momentánea de los Asirios, se proclamó REY DE EGIPTO.

Con la DINASTÍA XXVI, denominada SAÍTA se, recuperaron los valores nacionales más ancestrales, tal y como se demuestra en el terreno artístico. EGIPTO reforzó el contacto con las culturas del MEDITERRÁNEO OCCIDENTAL. Se fundó la COLONIA GRIEGA de NAUCRATIS, y se alistaron mercenarios griegos en el ejército. El equilibrio de poder con las demás potencias se vio truncado por la emergencia del IMPERIO PERSA, que conquistó EGIPTO en el año 525 a.c., imponiendo la DINASTÍA XXVII.

La no resignación de los egipcios a estar liderados por monarcas extranjeros concluyó en la expulsión de los persas a partir de una revuelta liderada por AMIRTEO DE SAIS (DINASTÍA XXVIII). A partir de este momento se sucedieron en un corto espacio de tiempo las DINASTÍAS XXIX y XXX, que intentaron en vano mantener a Egipto a salvo de los ataques persas.

Finalmente, NECTÁNEBO II, un faraón nativo, fue derrotado a manos del REY PERSA ARTAJERJES III, que estableció el período denominado SEGUNDA DOMINACIÓN PERSA. Período, como no, NON GRATO para los egipcios, que acogieron a ALEJANDRO MAGNO como un verdadero libertador.

Con la CONQUISTA MACEDÓNICA, bajo el control de los sucesores de ALEJANDRO, se constituyó la DINASTÍA PTOLEMÁICA.


3.- LA ESCRITURA DE LOS ANTIGUOS EGIPCIOS

La escritura de los antiguos egipcios se remonta como mínimo a 5.000 años de antigüedad, siendo utilizada hasta el siglo IV de nuestra era.

Fueron los griegos quienes bautizaron a esta escritura de los antiguos egipcios con el nombre de JEROGLÍFICOS, término que significa “IMÁGENES SAGRADAS”.

Es difícil precisar el momento en que surgió. Algunos documentos datan de la época del REY DJER, segundo monarca de la DINASTÍA I (entre 3.080 y 3.040 a.c.).

En esta escritura no existían espacios de separación entre las diferentes palabras. Los documentos podían estar escritos en líneas horizontales, o en columnas verticales (de arriba para abajo) y, en cualquier caso, de derecha a izquierda o viceversa.

En consecuencia, existían cuatro disposiciones posibles dentro de un texto jeroglífico. Para conocer la correcta trayectoria a seguir basta con fijarse en un detalle: todos los DIOSES, SERES HUMANOS y los ANIMALES miran hacia la dirección donde se halla el principio de la inscripción.





La escritura jeroglífica, denominada EGIPCIO CLÁSICO, y que corresponde a la lengua hablada desde principios del II MILENIO a.c., estaba constituida por 700 signos. Posteriormente, bajo la época de la dominación GRECO-ROMANA, se utilizaron más de 5.000 jeroglíficos distintos.

En estos signos se hallan representados SERES HUMANOS, DIOSES, ANIMALES, OBJETOS DE TODO TIPO, ELEMENTOS DE LA NATURALEZA, UTENSILIOS, CASAS, etc. Generalmente, todas estas representaciones se realizaban de PERFIL. Sin embargo, algunos signos como el ESCARABAJO, la CARA HUMANA se dibujaban DE FRENTE.

La escritura jeroglífica fue representada de tres formas distintas: escritura jeroglífica, HIERÁTICA y DEMÓTICA.

La escritura jeroglífica es la más antigua que se conoce. El hierático es una simplificación de la escritura jeroglífica. Los primeros documentos con esta grafía se remontan a las primeras Dinastías (V DINASTÍA – ARCHIVOS DE ABUJIR, hacia el 2.400 a.c.). Es utilizada, sobre todo, en documentos de tipo ADMINISTRATIVO, TEXTOS LITERARIOS, CIENTÍFICOS y RELIGIOSOS.





La escritura DEMÓTICA aparece a partir del 800 a.c., en el BAJO EGIPTO. Paulatinamente sustituirá al HIERÁTICO que a partir de ese momento, solamente se utilizará para copiar textos RELIGIOSOS sobre papiro. El DEMÓTICO fue una escritura popular. Tomará un mayor auge a partir de la conquista del Sur, por parte de los REYES SAÍTAS. Fue utilizada por NOTARIOS y FUNCIONARIOS.





LA PIEDRA ROSETA. CLAVE DEL DESCIFRAMIENTO DE LA ESCRITURA JEROGLÍFICA

Cuando en el siglo IV d.C. el emperador TEODOSIO mandó clausurar los templos egipcios, instaurando definitivamente el Cristianismo como única religión oficial en todo el Imperio Romano, la escritura jeroglífica cayó en el más absoluto olvido.

Asimismo, también supuso el final de la escritura jeroglífica la adopción de la ESCRITURA COPTA que utilizaba letras griegas y siete signos especiales provenientes del Demótico.

A partir de mediados del siglo V d.C., las únicas indicaciones provienen del ESCRIBA HORAPOLLON, con su tratado sobre los jeroglíficos. En su estudio muchos de los valores atribuidos a los jeroglíficos son exactos. Sin embargo, los comentarios que los acompañan no son correctos.

Apoyándose en este texto, en 1651, el jesuita KIRCHER prosiguió la labor. Partiendo del principio perfectamente exacto de la filiación entre el COPTO y el EGIPCIO ANTIGUO, pero errando al atribuir a los jeroglíficos VALORES SIMBÓLICOS.

Se tenía la idea de que los jeroglíficos contenían fragmentos del ANTIGUO TESTAMENTO y otros textos de origen HEBREO.

Durante la primera mitad del siglo XVIII, WARBURTON intuyó la existencia de caracteres alfabéticos en las inscripciones egipcias y ZOEGA llegó a la conclusión de que los jeroglíficos eran realmente letras.

Sin embargo, el inglés THOMAS YOUNG (1773-1829) y el francés JEAN FRANÇOIS CHAMPOLLION (1790-1832) fueron los que lograron descifrar, definitivamente, esta escritura gracias al hallazgo de la denominada PIEDRA ROSETA, en Agosto de 1799, en RASHID ROSETA (pueblo situado al Este de ALEJANDRÍA).





Este documento fue realizado durante el reinado de PTOLOMEO V EPIFANIO (196 a.c.).

Tras su descubrimiento, la Piedra Roseta se trasladó inmediatamente al INSTITUTO DEL CAIRO, donde fueron realizadas numerosas copias que, a su vez, se enviaron a distintos sabios europeos.

Por este motivo, CHAMPOLLION obtuvo un ejemplar de este documento, en París (1808). Los ingleses lograron llevarse a Londres la Piedra ROSETA en el año 1801 y actualmente se halla en el Museo Británico.

El documento no está entero. Le falta un fragmento de su parte superior y de su borde inferior derecho. Se trata de un texto trilingüe: escritura jeroglífica clásica (en su registro superior), escritura demótica (en su registro central) y griego (en su registro inferior).

El bilingüismo de la estela ha permitido obtener el texto completo de este decreto, promulgado por los sacerdotes reunidos en MENFIS con la finalidad de celebrar la primera conmemoración de la coronación de PTOLOMEO V EPIFANIO, rey de Egipto desde el 205 hasta 182 a.c.

YOUNG descubrió que los nombres de los reyes y reinas se hallaban en el interior de una estructura ovalada que se denomina CARTUCHO, determinando también que los nombres de PTOLOMEO y CLEOPATRA estaban escritos en símbolos que poseían un valor fonético. De modo que se podía establecer una equivalencia con los caracteres griegos.

Entre 1821 y 1822, el egiptólogo francés CHAMPOLLION empezó a publicar sus investigaciones sobre el desciframiento de la escritura JEROGLÍFICA y HIERÁTICA, estableciendo una lista completa de correspondencias con su equivalente en griego.

CHAMPOLLION observó que algunos de los signos eran alfabéticos y otros silábicos. CHAMPOLLION sería quien publicaría el primer alfabeto egipcio, adelantándose a YOUNG.

Fue a partir de la recepción de unas láminas pertenecientes a inscripciones provenientes del templo de ABU SIMBEL que en el cartucho reconoció enseguida la letra “s” de su alfabeto:




Letra “s”



Asimismo, tenía razones para pensar que otro signo tenía relación con el verbo “nacer” que se pronuncia “mas” en Copto.




Pronunciado como
“mas” en COPTO


Siempre con la ayuda del Copto, pensó que el primer signo, el Sol, podría leerse RE o RA. El resultado RA-MS-S, que era uno de los nombres de FARAÓN. En esta palabra, una parte estaba escrita fonéticamente y otra ideográficamente.





En los años siguientes al desciframiento, CHAMPOLLION acumuló suficiente material para ofrecer dos obras: una gramática y un diccionario, publicados tras su muerte.


REGLAS BÁSICAS DE LA ESCRITURA JEROGLÍFICA

Los egipcios desarrollaron un sistema de escritura que combinaba los pictogramas y los signos equivalentes a letras:

1.- EL IDEOGRAMA:

En su primer estadio la escritura egipcia se basaba en ideogramas, signos que representaban de forma figurativa una realidad. Esta realidad podía ser una cosa (persona, animal u objeto material), y entonces se trataba de pictogramas, o bien una acción.

2.- EL FONOGRAMA:

Mediante los ideogramas no era fácil reproducir los conceptos abstractos, lo que planteó la necesidad de un sistema de escritura que representara los sonidos de las palabras (fonemas). Para ello se tomaron como base unos 150 ideogramas existentes, a los que se les desposeyó de su valor ideográfico para darles un valor fonético .

Los fonogramas reproducen consonantes y semiconsonantes, no las vocales. Los fonogramas podían representar sonidos consonánticos de una, dos o tres letras.

EL ARTE DE LA COMBINACIÓN: El sistema de escritura que desarrollaron los egipcios se basaba a la vez en los ideogramas y en los fonogramas. Los ideogramas, cuando se usaban en medio de signos fonográficos, se señalaban con un trazo vertical “I”, que indicaba que había que leer el signo en su sentido ideográfico, no en el fonético.

3.- EL DETERMINATIVO:

La escritura jeroglífica se caracterizaba asimismo por el uso de los determinativos: signos ideográficos que se escribían al final de la palabra pero no se leían; su función era determinar la familia de realidades a la que pertenecía la palabra en cuestión.


PICTOGRAMAS:





IDEOGRAMAS DE ACCIÓN:




FONOGRAMAS UNILÍTEROS (UN FONEMA) – 24 signos:




FONOGRAMAS UNILÍTEROS QUE APARECEN EN LA ÉPOCA PTOLEMÁICA:




FONOGRAMAS BILÍTEROS (DOS FONEMAS) -90 signos:




La regla que se debe tener en cuenta con los bilíteros es que en el 90% de los casos, se repite la segunda letra, es decir, se reitera la segunda consonante del bilítero con un unilítero. Por tanto, se debe omitir esta repetición.


 
La caña sabemos que es la “i castellana”, el tablero de damas es el bilítero “mn”, y las ondulaciones del agua es la “n”, por tanto, vuelve a repetir la “n” que ya aparecía en el bilítero. Tan sólo deberemos omitir esta información


FONOGRAMAS TRILÍTEROS (TRES FONEMAS) -50 signos, de los que se exponen 6:




DETERMINATIVOS:

A.- MASCULINO / FEMENINO (SINGULAR):


 
snEste jeroglífico significa hermano. Le acompaña el pictograma de hombre o persona
 
 sntPara hacer el femenino (hermana) añadimos el unilítero “t”, que es la Hogaza de pan. Y en este caso, el pictograma del hombre, se sustituye por el de la mujer


Otro ejemplo: PERRO / PERRA


 
 tsm Este jeroglífico significa perro. Le acompaña el pictograma de mamífero
 
 tsmt Para hacer el femenino (perra) añadimos, tal y como hacíamos para hermana, el unilítero “t”, la Hogaza de pan
 
 
B.- MASCULINO / FEMENINO (DUAL):

En el lenguaje jeroglífico se distingue entre el dual y el plural (a partir de tres elementos). Como regla general, para construir el plural, añadimos el unilítero “u” (codorniz). Sin embargo, para el dual añadiremos “u” + “y” para el masculino y “t” + “y” para el femenino. Veamos primero el dual:





C.- MASCULINO / FEMENINO (PLURAL):





NÚMEROS:





Y añadían los símbolos necesarios para determinar el número. Veamos varios ejemplos:








EJEMPLO: NOMBRES DE DIOSES, FARAONES Y CIUDADES

 
1.- La dirección de lectura será de izquierda a derecha porque el faraón está mirando hacia la izquierda y porque el antebrazo también se dirige a esa posición
2.- El jeroglífico está formado por dos unilíteros: la “r” (boca) y la “e” (antebrazo). Por tanto, el jeroglífico designa a RE, nombre egipcio del Dios RA
3.- Se completa con un determinativo, que es la figura del “Dios” situado a la derecha del jeroglífico. Como ya hemos comentado, ayudan a descifrar el lenguaje pero no se leen


1.- La dirección de lectura será de izquierda a derecha porque las codornices y la víbora cornuda están mirando hacia la izquierda
2.- El jeroglífico está formado por cuatro unilíteros: la “h” (placenta) + la “u” (codorniz) + la “f” (víbora cornuda) + la “u” (codorniz). Por tanto, el jeroglífico designa a HUFU, nombre egipcio del Faraón KEOPS
3.- El jeroglífico va rodeado de un cartucho, que era la forma egipcia de indicar que se esta hablando de un Faraón o un Rey. El cartucho también nos ayuda a conocer la dirección de lectura del jeroglífico (indica el cierre final del cartucho)


 
1.- La dirección de lectura será de izquierda a derecha porque el chacal, la codorniz y la pluma señalan en esa dirección (izquierda)
2.- El jeroglífico está formado por cuatro unilíteros: la “i” (pluma) + la “n” (ondulaciones del agua) + la “p” (taburete) + la “u” (codorniz). Por tanto, el jeroglífico designa a INPU, nombre egipcio del Dios ANUBIS
3.- El jeroglífico añade, además, un determinativo a la derecha: un chacal, que es la representación del Dios ANUBIS


 
1.- La dirección de lectura será de izquierda a derecha porque el pie nos lo indica
2.- El jeroglífico está formado por dos bilíteros y un unilítero: primero tenemos un bilítero a la izquierda del jeroglífico cuya equivalencia es “mr” o “ab”. A continuación tenemos un unilítero que representa la “b” (pie), por tanto, dada la regla que vimos en los bilíteros de repetición de la última consonante, sabemos que el primer símbolo será “ab”. A continuación tenemos el bilítero “dw”, por lo que la palabra completa será ABDW, que es el nombre egipcio de la ciudad de ABIDÓS
3.- Nos ayuda el determinativo final que significa ciudad o pueblo

 
1.- La dirección de lectura será de izquierda a derecha porque la pluma y el determinativo nos lo indican
2.- El jeroglífico está formado por dos unilíteros y un bilitero: primero tenemos un unilítero a la izquierda del jeroglífico cuya equivalencia es “i” (pluma). A continuación tenemos un bilítero que representa la “mn” (tablero de damas). A continuación tenemos el unilítero “n” (ondulaciones del agua), por tanto, por la regla que vimos en los bilíteros de repetición de la última consonante, sabemos que debemos omitirlo. Así la palabra formada es IMN, que es el nombre egipcio del Dios AMÓN
3.- Se completa con un determinativo, que es la figura del “Dios” situado a la derecha del jeroglífico

 
1.- La dirección de lectura será de izquierda a derecha porque la pluma, la codorniz y el cartucho nos lo indican
2.- El jeroglífico lo podríamos desglosar en tres partes: la primera parte acabamos de ver que designa al Dios AMÓN (IMN). La segunda parte, formada por tres unilíteros, forma la palabra TUT. Y la tercera parte es un trilítero (llave de la vida) cuya equivalencia es ANJ.

En la lectura jeroglífica existe la regla de la TRANSPOSICIÓN, es decir, si juntásemos las tres partes del jeroglífico: IMN-TUT-ANJ, carecería de sentido, sin embargo, si lo trasponemos: TUT-ANJ-IMN (imagen-viva-de Amón).
3.- Las tres partes del jeroglífico también tienen significado por si mismas: TUT significa imagen, ANJ viva, y IMN designa a AMÓN, por tanto: TUTANKAMON significa imagen viva de Amón


 
1.- Los cartuchos suelen ir acompañados de la abeja y el junco. La abeja es la representación del Bajo Egipto y el junco es la representación del Alto Egipto. Es lo que se conocen en egipcio como NESUT-BITY, cuya traducción sería: Señor del Alto y Bajo Egipto
2.- Es por ello que siempre lo veremos acompañado de un cartucho que designe a un Faraón o a un rey



Seguir con Entender Egipto - Parte II


¿Quieres seguir leyendo?

Página principal de LAGUIATRAVEL.COM
Relato sobre Cuba (2000)
Relato sobre Estados Unidos (2001)
Relato sobre Tierra Santa (2005)
Relato sobre Dubai (2007)
Relato sobre Argentina (2008)
Relato sobre Guatemala (2009)
Relato sobre Senegal (2010)
Relato sobre Nepal (2011)
Relato sobre Grecia (2012)
Mitología Griega
Entender La India
Blog de LAGUÍATRAVEL.com (publicación diaria de minirelatos)
Quiero ser fan de facebook de LAGUIATRAVEL.COM
Envia un email a Alberto M. Laguía